Mitos sobre las extensiones

Durante tu trayectoria profesional vas a tener algunos clientes que traerán historias que les han contado sobre las extensiones de pestañas. Este es el motivo por el cual han esperado tiempo antes de decidirse a hacer el tratamiento. Nosotros te explicamos los falsos mitos sobre las extensiones de pestañas que debes aclarar a tu cliente para tranquilizarlo.

Las extensiones de pestañas perjudican las pestañas naturales

Falso. Las extensiones de pestañas aplicadas de forma correcta por un buen profesional no van a hacer daño a las pestañas naturales. Una buena técnica, como la que se enseña en Una de las Nuestras, va a respetar el ciclo de crecimiento de la pestaña natural.

Esto se consigue eligiendo el peso correcto según la pestañas del cliente (como técnico tienes que saber seleccionar el diámetro largura y tipo de volumen para un peso óptimo). Otro factor a tener en cuenta será la cantidad de adhesivo, hay que evitar que al poner mucho adhesivo unas pestañas se peguen con otras o se adhieran al parpado.

No se puede lavar la cara ni mojar las pestañas

Falso: Las extensiones se pueden mojar. Puedes ducharte sin cuidado de no mojarlas, ir a la playa, a la piscina, al gimnasio o sudar: tus extensiones de pestañas continuarán perfectas. La única recomendación es evitar mojarlas las 24 horas posteriores, para dar tiempo al adhesivo a secarse correctamente.

El volumen queda muy artificial

Falso. Existen varios tipos de volumen y, a su vez, varios tipos de largos, curvaturas y grosores. Esto, añadido a la cantidad de pelo que tiene el cliente, puede hacer que los distintos volúmenes ofrezcan diferentes resultados. Se puede decir que el resultado del volumen se puede adaptar al gusto del cliente si las extensiones son aplicadas por un buen técnico.

Las extensiones no se lavan

Falso: Las extensiones se deben lavar, es muy importante mantener la zona del ojo higienizada. Se debe utilizar un limpiador compatible con las extensiones de base acuosa o jabonosa y evitar productos oleosos.

Ponerse extensiones de pestañas es doloroso

Falso: El proceso es muy relajante y agradable, tanto que muchos clientes se duermen o incluso escuchan música. Lo único que deben tener en cuenta es que estarán tumbados y podrán disfrutar de un rato de tranquilidad.

No te puedes maquillar

Falso: El cliente se puede maquillar, con sombras en polvo, eyeliner líquidos y cualquier producto que no sea graso. Lo que si debe de evitar son lápices de ojos, sombras en crema y cualquier producto de base aceitosa. Tampoco se podrá echar rímel, aunque con las extensiones tampoco se sentirá con necesidad de usarlo, puesto que el efecto de estas es igual que ir maquillado.

¿Quieres saber más? Después de los falsos mitos sobre las extensiones de pestañas,te esperamos en nuestros cursos para que aprendas todos los tips y consejos necesarios para la correcta realización del servicio. ¡Y no te olvides de visitar nuestra tienda online! Mientras, no olvidéis seguirnos en nuestras redes sociales: Instagram y Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *